top of page
  • Psicopedagoga Karla Garrido

Hábitos y técnicas de estudio: una asignatura pendiente

Una asignatura pendiente

La asignatura pendiente de muchos estudiantes son los hábitos y las técnicas de estudio. Muchos no saben estudiar y carecen de habilidades necesarias para potenciar su aprendizaje. Como consecuencia, sus esfuerzos no se ven reflejados en sus resultados y se pueden desencadenar diferentes problemas como la desmotivación o el fracaso escolar.

Es posible que estos estudiantes en las primeras etapas de Educación Primaria sintieran que ni siquiera necesitaban sentarse a estudiar, pues les bastaba con lo que retenían en clase para superar las diferentes pruebas. Sin embargo, esta no es una realidad que se puede mantener con el tiempo ya que las exigencias van aumentando con el paso de los cursos escolares. De hecho, la falta de técnicas y hábitos de estudio supone un mayor problema en etapas en las que aumenta la exigencia académica y se requieren mayores niveles de autonomía, como el paso a la ESO, Bachillerato y la universidad. Por ello, es importante ir construyendo hábitos de estudio desde pequeños y contar con herramientas que les ayuden a estudiar mejor.



Los hábitos de estudio

Los hábitos de estudio son las costumbres que se adquieren y se repiten de forma intencional para estudiar. Para adquirir estos hábitos y realizarlos de forma autónoma, los alumnos necesitan ser guiados por un tiempo y tener voluntad y motivación para ser constantes.

Es importante que los hábitos de estudio se vayan estableciendo de forma progresiva en la rutina diaria del alumno y se vaya ajustando a las diferentes etapas en las que se encuentra. Para la efectividad de estas rutinas se tienen en cuenta la organización del espacio y del tiempo, y factores personales como la disposición para el estudio, la motivación, la concentración y el esfuerzo. También es fundamental el uso de técnicas de estudio que les ayudan a aprender mejor.


Las técnicas de estudio

Las técnicas de estudio son el conjunto de herramientas que potencian el rendimiento académico y mejoran los procesos de memorización y estudio. Comprenden estrategias y procedimientos cognitivos y metacognitivos que facilitan la adquisición de aprendizajes.

Podemos agrupar las técnicas de estudio en tres bloques necesarios para la correcta asimilación y retención de los contenidos:

  1. Técnicas de generación. Consisten en preparar al alumno para estudiar recordando el conocimiento previo que tienen sobre el tema que van a trabajar.

  2. Técnicas de análisis y comprensión de la información. En este bloque se lee y se estudia empleando estrategias como la comparación, la síntesis de información, la interpretación… Estas técnicas integran diferentes métodos que ayudan al estudiante a comprender e interiorizar lo que está aprendiendo.

  3. Técnicas de elaboración. Consisten en crear algo con lo que se ha aprendido, haciendo propio ese conocimiento. Pueden ser esquemas, mapas mentales, resúmenes, etc.


Beneficios de los hábitos y técnicas de estudio

Contar con técnicas y hábitos de estudio ayuda a los alumnos a ser más eficientes en sus tiempos de estudio y esto les permite:

  • Reducir el tiempo de estudio y evitar el agotamiento, ya que al ser más productivos pueden tener más momentos de descanso u ocio.

  • Tener bajo control su preparación ante las pruebas, adquiriendo seguridad en sí mismos y disminuyendo así la acumulación del trabajo y los niveles de estrés y ansiedad.

  • Ir perfeccionando sus prácticas ya que los resultados positivos les motivarán a seguir mejorando y ampliando sus estrategias.

Por todo ello, los hábitos y las técnicas de estudio contribuyen al bienestar del estudiante y a su éxito académico, evitando problemáticas como el bajo desempeño y el fracaso escolar.


PROGRAMA DE ENTRENAMIENTO APRes: APRende a estudiar

Ya que los hábitos y las técnicas de estudio influyen en los procesos de apropiación del conocimiento del estudiante y son determinantes en su rendimiento académico, en APRes contamos con el PROGRAMA DE ENTRENAMIENTO APRes: APRende a estudiar. Este es un programa individual y personalizado, ya que cada estudiante posee su propio estilo de aprendizaje y muestra diferentes formas de pensar, procesar y entender la información. En este programa intervienen pedagogos, psicólogos y neuropsicólogos para definir el perfil del estudiante y enseñarle técnicas y estrategias que permitan que sus tiempos de estudio sean más productivos.



 

Referencias

Cortese, A. (2011). Técnicas de estudio. Metodología de la investigación. Disponible en: https://repository.uaeh.edu.mx/revistas/index.php/prepa4/article/download/1977/5594?i

Enríquez Villota, M. F., Fajardo Escobar, M., y Garzón Velásquez, F. (2015). Una revisión general a los hábitos y técnicas de estudio en el ámbito universitario. Psicogente, 18(33), 166-187. Disponible en: http://www.scielo.org.co/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0124-01372015000100014


154 visualizaciones

Comments


Featured Posts
bottom of page