top of page
  • Logopeda Pamela Quenata

Mitos más comunes de la tartamudez

Uno de los aspectos más frustrantes de la tartamudez es que es un trastorno variable, a veces puede tartamudear bastante y otras veces no. Debido a que es tan variable y complejo, la tartamudez a menudo se malinterpreta. Esto lleva a muchas personas a creer mitos sobre la tartamudez. A continuación se exponen algunos de los mitos más comunes.


LA TARTAMUDEZ TIENE "CURA"

Muchos adolescentes y adultos que tartamudean esperan o creen que dejarán de tartamudear algún día. La mayoría de las personas que se recuperan de la tartamudez lo hacen en la primera infancia. La tartamudez generalmente comienza alrededor de los 2 años, por lo que si va a desaparecer por sí sola, generalmente lo hace dentro de los 6 meses a un año. Si continúa tartamudeando en la adolescencia, lo más probable es que continúe tartamudeando durante la edad adulta.


ESTOY SOLO

Muchas personas que tartamudean crecen sintiéndose solas y aisladas. Tratar de mantener el tartamudeo en secreto del mundo puede estar controlando todos los aspectos de tu vida. Es posible que los amigos, maestros o padres no se sientan cómodos hablando sobre la tartamudez y es posible que la persona que lo presenta tampoco. Puede parecer que tartamudear es vergonzoso y debe mantenerse en secreto, pero es algo más habitual de lo que parece. La mayoría de los expertos coinciden en que cerca del 1% de la población mundial tartamudea.



TARTAMUDEO PORQUE SOY UNA PERSONA NERVIOSA

Si bien la ansiedad no es la causa de la tartamudez, esta puede hacer que el tartamudeo se presenta más severamente, por ejemplo, en situaciones estresantes como hablar por teléfono o hablar frente a una multitud. Una realidad frustrante sobre la tartamudez es que cuando queremos tartamudear menos, a menudo terminamos tartamudeando más. Y cuando ya no tememos a la tartamudez, a menudo terminamos tartamudeando menos.



TARTAMUDEAR ES MI CULPA

Es posible que no se conozca la causa exacta de la tartamudez, pero estamos seguros de dos cosas: la tartamudez no es culpa de quien tartamudea y la tartamudez no es culpa de los padres. La tartamudez es una condición biológica y neurológica. Como tal, la tartamudez no es contagiosa como el resfriado común y no es el resultado de una mala crianza, una infancia estresante o un evento traumático.


NO ME ESFUERZO LO SUFICIENTE

Si bien podemos tener la obligación social de comunicarnos con la mayor eficacia posible, nuestros oyentes también tienen la obligación social de respetar nuestro derecho a la libertad de expresión. Así como la tartamudez es variable, las estrategias de habla y las herramientas que usamos para manejar la tartamudez también son variables. Algunas personas, incluidos familiares o incluso logopedas bien intencionados, pero equivocados, piensan que debido a que puede controlar la tartamudez algunas veces, debería poder controlarla todo el tiempo. Este mito es irrazonable y absolutamente falso, pues siempre habrá momentos en los que no se pueda evitar tartamudear.


TARTAMUDEAR ME DETENDRÁ EN LA VIDA

Las personas que tartamudean son tan inteligentes y capaces como cualquier otra persona. La historia está llena de personas excepcionalmente inteligentes, talentosas y exitosas que tartamudean, entre ellas: el Rey Jorge VI; la actriz Marilyn Monroe; el cantante Marc Anthony; el actor Bruce Willis, etc.

Si quieres más información sobre tartamudez no dudes en ponerte en contacto con nosotros.


111 visualizaciones

Comentarios


Featured Posts
bottom of page