top of page
  • Ana Cuadrado

Cómo usar los mapas conceptuales en el estudio

¿A quién no le ha pasado agobiarse frente a un tema de estudio con mucha información? Es muy común intentar retener mucha información cuando nos encontramos frente a exámenes de asignaturas teóricas sin éxito.


Niña preocupada por sus estudios

Por lo general conocemos muchas técnicas de estudio y planificación, pero el truco en estas situaciones es seleccionar y esquematizar la información de un texto determinado.


Nuestro cerebro cuenta con dos tipos de memoria.


Por un lado tenemos la memoria a corto plazo, que es la que se encarga principalmente de retener información que recibe el cerebro durante un periodo corto de tiempo. Esto por ejemplo se ve muy bien, cuando memorizamos un texto, o parte de él, y lo retenemos durante un tiempo.

Y por otro lado tenemos la memoria a largo plazo, que es la que se encarga de retener o almacenar información más concreta durante más tiempo. Esta última es más reducida, es decir, no almacena tanta cantidad de información, es por ello que debemos seleccionar muy bien la información más relevante en un texto, y al esquematizarla de manera mucho más reducida es más sencillo de retener para nuestro cerebro.


Es por ello que presentamos un modelo que puede facilitar la construcción de un buen esquema. No todos los esquemas deben realizarse de la misma manera, puesto que no siempre la información que buscamos retener es del mismo tipo.


Por ejemplo, no es lo mismo estudiar un tema sobre la Guerra Civil Española, que aprenderse los diferentes tipos de oraciones subordinadas de la sintaxis que existen. Lo que sí que es igual es el interés que tenemos por memorizar una información específica de forma resumida y asequible.


Hay diferentes formas:

  • Mapa Conceptual: desde el centro sale las flechas con la información hacia fuera

  • Esquema: La información va de arriba a abajo, con flechas verticales En la elaboración de este tipo de herramientas para el estudio es importante la utilización de un código de colores, ya que lo que buscamos es también recuperar la información de forma visual, por ejemplo podemos establecer el amarillo para las fechas, el azul para nombres de Reyes o personas reconocidas, el verde para informacion relevante, etc.


PASOS PARA ELABORAR UN BUEN ESQUEMA:


1.SUBRAYA EL TEXTO BASE E IDENTIFICA LAS IDEAS PRINCIPALES.

Combinar la técnica del subrayado con la estructura del esquema es una manera de hacer foco y ordenar la forma de estudiar.


2. ARMA LA ESTRUCTURA DEL MAPA CON TÍTULOS PRINCIPALES

Esto permitirá crear los diferentes apartados clasificándolos por temas importantes. Estos irán siempre en mayúsculas.

Mapa conceptual

3. JUNTA LOS TÍTULOS CREANDO LA ESTRUCTURA DEL MAPA

Es muy recomendable asignar un color a cada apartado, esto facilitará almacenar en la cabeza por apartados la información recogida en cada uno de ellos.


Mapa conceptual


4. REDACTAR LAS IDEAS CON FLECHAS EN CADA TÍTULO

De los títulos que hemos creado en el paso anterior, sacamos pequeñas flechas para escribir ideas cortas que expliquen un poco por encima del título.

Mapa conceptual

Si te gustaría conocer un poco más sobre nuestro programa puedes visitar nuestra web y encontrar toda la información necesaria.



35 visualizaciones

Comentarios

Obtuvo 0 de 5 estrellas.
Aún no hay calificaciones

Agrega una calificación
Featured Posts
bottom of page