top of page
  • Logopeda Pamela Quenata

¿Cuándo quitar el chupete a mi hijo/a?

El uso prolongado del chupete puede ocasionar alteraciones en el sistema orofacial, teniendo consecuencias negativas a diferentes niveles:

  • Respiración oral

  • Deglución atípica

  • Retraso y/o disminución de balbuceos

  • Dislalias

  • Alteraciones en la mordida


¿Por qué aparecen estas alteraciones?

Uno de los beneficios más conocidos por los que se hace uso del chupete es por el efecto calmante que tiene. Sin embargo, llega un momento en que el niño hace uso del chupete de manera continua, convirtiéndose en un hábito. Más allá de los dos años se automatiza un movimiento lingual incorrecto, consiste en adelantar la lengua y presionar directamente contra los dientes superiores sin llegar a cerrar la boca del todo. Esta posición es una causante de la deglución atípica , mordida abierta o cruzada, respiración bucal y deformación del paladar.


¿Hasta qué edad está recomendado?

No se recomienda el uso del chupete más allá de los 24 meses de edad.

Debemos restringir su uso en torno a los 10-12 meses con el fin de conseguir eliminarlo en torno a los 18-24 meses.


¿Cómo eliminar su uso? Trucos y consejos para quitar el chupete

  • Sea la interrupción brusca o paulatina, no se debe recurrir a castigos.

  • Se puede inventar una historia en la que algún personaje de ficción se lleve el ‘tete’ a cambio de un regalo. Entregarlo a los Reyes Magos, a Papa Noel, al ratoncito Pérez, etc.

  • A veces, el chupete puede olvidarse en el lugar de vacaciones o perderse en la calle.

La decisión ha de ser firme. Una vez que el niño abandona el chupete se acordará de él y volverá a pedirlo, pero hay que ser firmes con la decisión, si se vuelve a recurrir al chupete, el niño lo pedirá de forma más consistente sabiendo que finalmente lo conseguirá.


¿Con qué lo podemos sustituir?

  • Con un juguete favorito

  • Dar un paseo

  • Escuchar una canción que le calme

  • Cantar una canción

  • Potenciar el habla

¡CUIDADO! Valorar si la eliminación puede conllevar otras alteraciones más graves, por ejemplo que sustituya el uso del chupete por la succión digital (dedo) o de otros objetos. No se debe sustituir el chupete por otro hábito igual o peor como la succión de dedo y/o de objetos

Si tienes alguna duda respecto a esto, en APRes Centro de Aprendizaje y psicología, contamos con una sesión de orientación totalmente gratuita donde nuestros logopedas especializados en terapia miofuncional pueden atenderte para aclarar posibles dudas. Solo tienes que ponerte en contacto con nosotros para darte un cita previa aquí: https://www.apres.es/contacto


Fuentes:

Sánchez, L. M., González, E. D., Florensa, S. G. T., & Marti, J. G. (2000, January). Uso del chupete: beneficios y riesgos. In Anales de Pediatría (Vol. 53, No. 6, pp. 580-585). Elsevier Doyma.

Bigenzahn, W. (2004): Disfunciones Orofaciales en la Infancia. Diagnóstico, terapia miofuncional y logopedia. Barcelona: Ars Médica.

36 visualizaciones
Featured Posts
bottom of page