top of page
  • Javier

Hipersensibilidad auditiva en personas con autismo

Hoy 26 de abril es el “Día internacional de la concientización sobre el ruido”, por lo que queremos hablar sobre cómo afecta el ruido en algunas personas con autismo.


¿Qué es la hiperacusia y qué efectos tiene en el autismo?

La hipersensibilidad auditiva o hiperacusia es un rasgo recurrente en los perfiles del espectro autista. Según las actuales investigaciones, la prevalencia de la hiperacusia en el perfil TEA está entre el 35% y 45%, y su intensidad y persistencia a lo largo del desarrollo de la persona varía según el caso.


Las personas autistas pueden desarrollar una mayor sensibilidad a los sonidos de distinta intensidad, pudiendo llegar incluso a que experimenten la recepción del estímulo no solamente de forma auditiva, sino al mismo tiempo de forma olfativa, visual o táctil. Esto puede llevar a que se sientan angustiados y abrumados ante determinados ruidos, que el resto de personas podrían ser capaces de ignorar o tolerar fácilmente; y provocar en ellos sobrerreacciones exageradas a los mismos, síntomas de estrés o búsqueda de aislamiento.


Consejos para los padres con niños TEA con hipersensibilidad auditiva:

  1. Controlar en la medida de lo posible el ambiente de exposición. Crear espacios tranquilos, libres de ruidos intensos, en los que el niño pueda refugiarse o calmarse.

  2. Programar una exposición gradual del niño a los sonidos que le resultan reactivos o a entornos más ruidosos, para facilitar una adaptación progresiva.

  3. Preparar la exposición a situaciones donde haya sonidos estridentes a través de apoyo visual o imágenes explicativas, trabajando así la generación de expectativas, mejor comprensión de lo que sucede y lograr redirigir la conductas reactivas ante el sonido.

  4. Adecuar el volumen con el que les hablamos. No por alzar más la voz nuestro mensaje les va a llegar más claro.

  5. Utilizar mensajes cortos y claros durante la conversación, facilitando la recepción de los mismos.

  6. Fragmentar la información que queremos transmitir en pequeños enunciados separados; como si hablásemos con puntos y a parte.

  7. Dar suficiente tiempo entre mensaje y mensaje para que puedan procesar la información que les transmitimos y así generar una respuesta.


Si eres padre o madre de un niño/a con autismo, te contamos que en APRes contamos con un grupo de apoyo gratuito donde buscamos de manera desinteresada construir juntos un espacio de comprensión y apoyo mutuo.



 

 

 

 

30 visualizaciones

Comments


Featured Posts
bottom of page